CREACIÓN DE LA CONCESIÓN PARA CONSERVACIÓN YURÚA

En julio del 2018, nueve comunidades nativas (asheninka, yaminahua, asháninka, amahuaca y yanesha) agrupadas en la Asociación de Conservación Comunal de Yurúa (ACCY), solicitaron el otorgamiento de la concesión para conservación Yurúa.

Este pedido ya tenía más de 20 años de gestión, iniciada por ORAU, organización indígena que representa a gran parte de las comunidades nativas de la región Ucayali.

Las comunidades nativas, ORAU, ACONADISH y AIDESEP han trabajado durante todo este tiempo para impulsar un modelo de desarrollo que respeta los derechos de la población nativa, conserva la biodiversidad y, busca un desarrollo sostenible y con identidad para la población que habita en las fronteras de la patria.

La actual gestión del gobierno regional de Ucayali ha reconocido y respalda estas iniciativas de conservación, la primera en la región Ucayali, que sienta las bases de un nuevo modelo de desarrollo para las comunidades nativas, que por primera vez asumen formalmente la responsabilidad por el desarrollo y la conservación de un espacio tan importante en nuestras fronteras.

Ucayali quiere la conservación y buen uso de los recursos porque sabe que es la base del desarrollo de los pueblos.

La concesión para conservación Yurúa es un hito en la búsqueda del desarrollo de nuestras fronteras, integrando a nuestros hermanos indígenas en la gestión del territorio y la defensa de la integridad territorial del Perú.

NOTAS IMPORTANTES:

  • Las comunidades del Yurúa se ven amenazadas por la constante penetración de cazadores y madereros brasileños.
  • La población de Brasil controla el acceso dentro del Perú ante la ausencia del Estado Peruano (no permiten el libre tránsito por el río BREU).
  • ProPurús es la ONG peruana que está apoyando a estas comunidades y colabora estrechamente con el GOREU.

Mapa de Amenazas Sector Yurúa

Narcotráfico en Huacapishtea. En la C.N. Paititi se recolectó el testimonio de un comunero en el cual se afirma que podría existir una zona de cultivos ilícitos (y pista de aterrizaje inclusive) en las inmediaciones de un camino antiguo que conecta la C.N. Capirushari y C.N. Dulce Gloria, en las inmediaciones del río Dorado.

A partir de estos indicios es probable que exista una pista de aterrizaje en el mencionado camino antiguo, cerca de las inmediaciones del río Dorado. Se podría pensar que desde este punto una ruta posible del narcotráfico sería siguiendo por la cabecera del río Dorado hasta su intersección con el río Huacapishtea y a Breu con dirección a Brasil. Otra ruta posible podría ser por el río Amonya hasta la C.N. Sawawo y Brasil.

Ingreso de Brasileños. La población brasileña continúa pescando y cazando en territorio peruano, como lo viene realizando desde hace muchos años, y posiblemente también dentro de la RIM, hacia la cabecera del río Breu. Este año se han registrado ingresos no permitidos en las quebradas de Cashimira, Candelaria, Pajarito, ubicadas en el territorio de Koshireni.

Asimismo, informó que existe un camino utilizado por la población brasileña con fines de caza, pesca y recolección de huevos de taricaya. El camino se iniciaría en la cabecera del río Breu hasta la cabecera del río Yurúa, siendo altamente probable que el camino atraviese la RIM. Este recorrido se realizaría por grupos de 15 a 20 personas provenientes de aldeas ubicadas en el río Jordao.